ruler

¿Andai con la Ruler?

13:48




He leído tanto de este tema, pero la verdad, es que nunca pasará de moda. Si bien es un privilegio tenerlo, pero mientras no seamos madres o no tratemos de serlo, jamás le encontraremos algún beneficio. Mientras pasan los años, más cacho es.

Llevo muchos meses tratando de hacer dieta. Hubo una semana que me apliqué demasiado. Tenía cara de pavo y alas de pollo. Pasaron los días más sufridos de la dieta maldita, me recagué de hambre y hubo un día que decidí subirme a la pesa. Pensé: “debo haber bajado un par de kilos”. Lo hice y terminé con depresión.

Había subido dos! Luego recapacité “quizás esté destinada a ser entraita en carne, quizás la vida quiere que sea una carita de luna por siempre, quizás así seré más feliz”

No me convencí. Intrigada me metí a internet, y descubrí lo que todas ya sabían (menos yo); que cuando uno está al borde de la ruler, aumenta dos kilos. Sí, por lo menos dos kilos más gorda. Claro que se les olvidó señalar que esto pasa cuando ya bordeas los 30, porque cuando tenía 15 esto jamás pasaba.

Si eres hombre y estás leyendo, debes tener en cuenta que todas las mujeres con ruler nos sentimos GM (guatonas mórbidas) y jamás se te ocurra decirnos en ese momento que nos vemos más “rellenitas”.

Sumando este punto, de sentirnos per se GM, más el hecho de sentirnos con anemia por la pérdida de un líquido y la retención de otro, nos sentimos literalmente como las weas.

No se pregunten por qué hay veces que entre amigas nos miramos el trasero o nos urgimos cuando estornudamos o nos reímos con mucha fuerza.

Pero les debo comentar que nuestro humor no cambia sólo por esto. La ruler es más compleja aún. En ese momento generamos más Cortisol, la cual es la hormona del estrés. No sólo es mental, sino que es biológico. Acaso eso es muy difícil de entender?

Es frecuente escuchar frases como: “Andai con la wea”, “Andai con la tontera”, “Andai con la ruler” (burlesca forma), “Tómate un predual”, etc.
Les digo a todos los hombres que nos tratan así que no lo hagan más. Que  nuestros cambios van más allá de lo mental y que no podemos manejar (sí mejorar). Que si no les gusta, que se vayan a la punta del cerro, pero que después no anden pidiendo clemencia sexual. Entiendan que es un tema biológico…  Y por lo menos nosotras sabemos cuándo nos va a llegar, no como a ustedes que les llega cuando les conviene. Disculpen si sueno un poco sensible, es que ando en esos días…

También te podría interesar

2 comentarios

  1. jajajajaja que buen retrato de los días "R"!!!! se pasaron

    ResponderEliminar
  2. jajajaja eso es típico de los hombres... "Andai con la ruler?" Jajjajajajaja. Como odio que.me.digan.eso!!!!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Escríbenos

foxyform