canchero

El Cara de Chulo

9:02



El cara de chulo es un tema para nosotras. ¿Por qué? Porque a todas las minas nos ha gustado alguna vez el cara de chulo. Sí, reconócelo. Sabemos que quizás te las dai de cuica, que eres asquienta, que siempre te han atraído los minos con cara de guagua, pero no te mientas. Piénsalo, y recuerda… es una regla fija. Todas tenemos en nuestro historial un cara de chulo.

Por lo menos yo, tengo uno de los mejores recuerdos. Puta que lo pasé bien con el cara de chulo. Hay algunos que son lindos de feis, otros no tanto, pero lo que más nos atrae es la choreza que tienen.

No están ni ahí con aparentar, te invitan a tomar la chela de litro, a caminar por el parque bordeando el Mapocho, quieren irse a la playa al litoral central y te invitan a tomar un helado. Son estupendos amigos y muy divertidos. Te hacen reír con sus características propias y que nosotras las encontramos extravagantes y fuera de serie. Pero ellos son así y nosotras somos felices.

Debemos admitir que son excelentes amantes. Tienen esos aires de indio indomable, que no habla, sólo actúa. Primitivo, caliente en la cama y divertido, tierno en el parque. Qué mejor?

Todo va bien, hasta que después de unas semanas, tu amiga celebrará su cumpleaños. Una se empieza a complicar: “lo mirarán feo”, “no lo van a entender”, “cómo se va a devolver a su casa desde Vitacura?” , “ojalá que no se ponga esos jeans pitillo o los nevados”. Ante tanta duda, decidimos mentirle y le decimos que se suspendió el cumpleaños. Él queda feliz, porque al otro día se debe levantar temprano a jugar una pichanga con los amigos. 

Y seguimos con el cara de chulo, total qué importa lo que piense la gente, la gente no tiene idea del amor, ellos no saben que él puede aspirar a algo más, la gente siente envidia, la gente no tiene idea de lo que es pegarse un polvo con el cara de chulo…

Y así nos embalamos. Así nos encantamos. No nos damos ni cuenta y ya estamos cagadas. Y comienza la etapa de darnos cuenta que el cara de chulo, cuando camina con nosotras en la calle, queda mirando a otra niña. Y saben a quién? A ella, a la cara de chula. Son como un imán. Y nos desesperamos. Corremos riesgos… porque ya sabemos que jamás podremos competir con ella. Luego, pensamos: “Pero si sólo basta con mirarnos al espejo”. Pero no hay caso. La ley de la madre naturaleza se hace presente, el cara de chulo siempre (entiende bien: SIEMPRE) elegirá estar con la cara de chula.  

Moraleja: Siempre que tengas un romance con el cara de chulo, disfrútalo al máximo, ten buen sexo y luego olvídalo. Y jamás lo invites a un cumpleaños.

También te podría interesar

2 comentarios

  1. Debo admitir, que ami me ha pasado.

    ResponderEliminar
  2. jajajaja muye cierto!
    Mi primera vez fue con uno, me tenía loca y además era pichanguero, el mejor "del barrio". Finalmente, como cuenta Soltera pero Digna, me dejo por la cara de chula. Hace poco nos encontramos en face y somos "amigo", creo que me hizo un gran favor....valor!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Escríbenos

foxyform