etapas de la soltería

Etapas de la soltería

11:41



Conozco personas a quienes la palabra “soltera” les aterra tanto como a otros el pronunciar “envejecer”; es como si automáticamente visualizaran su futuro caminando solos por un parque hasta morir… What!? 

Solía ser de las que estaba en pareja por varios años, y no pasaba mucho sola cuando me embarcaba en una nueva relación, por eso mismo tuve pocos pololos, pero duraderos. No vamos a hablar de lo que aprendí o no de ellas, boring!, pero sí vamos a analizar lo que pasa cuando terminas una relación y te quedas sola: tú y tu conciencia parlante —que no se calla aunque lo intentes—; la cual a ratos puede ser tu mayor enemiga si no aprendes a vivir con ella. 

La soltería consta de estas etapas: 

Rastrera 
Sí, vamos a llamar “rastrera” a esa etapa en la que lloras todo el día revisando las redes sociales para ver si él escribe algo sobre ti. Y ni hablar de las fotos en tu celular, esas son tu pan de cada día. 

Enemiga 
Cuando superas la pena, comienza una etapa de rabia: “¿qué se cree este weón?”, la mina por la que te cambiaron ya no es mina, es “maraca”, y eres capaz de ver todos sus defectos, incluso los de él, al mismo nivel que todo tu entorno siempre te dijo pero que tú eras incapaz de percibir. 

Teenager 
Cuando llegas a esta etapa es porque ya pasaste la rabia, ya gritaste, odiaste y lloraste lo suficiente; comienzas una suerte de “racconto” de tu juventud, donde mientras más minos conoces más bakán te sientes… Es casi como si quisieras mostrarle al mundo que tú puedes. ¡Oye, estás soltera y vigente! Aunque despertar al otro día con alguien que no sabes ni su nombre no es bonito, ni mucho menos cool. 

Superada 
Es el final del camino: ya calmaste la locura teenager, ya saciaste tus deseos juveniles, de algunos de arrepientes, de otros ni te acuerdas. Ups! Pero ten presente que “lo COMIDO y lo bailado no lo quita nadie” así que ahora estás lista para volver a las pistas… ¿o no? 

¿En qué etapa estás tú? Sé de un par que se quedó pegada en la teenager, pero ese es otro cuento.

También te podría interesar

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.

Escríbenos

foxyform