Ser feliz

Eligió no ser feliz

13:10


A mi lado, te lo aseguro, era muy feliz. No obstante, en su mundo lleno de luces y glamour, eligió quedarse con lo más cómodo: una vida llena de touch and go… Y nada más. Conmigo estaba presionado a tener algo serio, a cumplir con ciertos parámetros, porque resultó que llegué a esa etapa del compromiso. No es que tenga nada de malo, pero ¿han cachado que hay minas que son para el hueveo y otras que son para pololear en serio? Bueno, resulta que estoy en el segundo grupo y por eso me dejaron. ¡Chan!

Nunca conocí formalmente a nadie de su círculo; eso debió darme indicios de que algo extraño pasaba, pero la verdad es que estaba tan loca con su speech que jamás me di cuenta.
Es una ironía que me diera constantemente las mismas señales que yo suelo advertir al resto; caí redondita en todo lo que prometí no volvería a hacer, pero como en todo, esta nueva experiencia me sirvió y ahora quiero compartir contigo esos indicadores que gritan “Stop and take a look!”.

Modo avión: Este es un clásico. OK, es verdad que hay trabajos donde amerita no tener distracciones, pero ¿todo el tiempo? I don’t think so…

El loco: No responde tus preguntas, evade y habla de otra cosa, como si nunca hubieses preguntado nada. El gran problema es: ¿insistir o no insistir? Naaa, para qué.

El inconcluso: Deja TODAS las conversaciones a la mitad. Es difícil llevar su ritmo porque nunca sabes si persistir con el tema o definitivamente colgarte en su dispersión, y yo ya soy dispersa, so… whatever!

Su celular pasa con problemas: ¿En serio? O sea, anda a tu compañía de teléfono o al psicólogo (?)

Omite: Pero no cualquier tema sin importancia, sino cosas que pueden cambiar el rumbo de la relación, como familia por ejemplo (Danger, danger!).

¿Hay algo que quieras agregar? La caja de comentarios está abierta para ti :)

También te podría interesar

0 comentarios

Con la tecnología de Blogger.

Escríbenos

foxyform