¿Por qué les gustan las chanas?

11:10


Hay un misterio que en mis casi 30 años no he podido resolver: ¿qué le encuentran los hombres a las chanas?

Mi interrogante comenzó hace unos años, cuando me di cuenta que a un pololo le gustaba una niñita entonces de la farándula peruana-chilena: Angie Jibaja. Yo puedo entender que cuando uno ve un six pack bien formado, o unas nalgas masculinas paraditas, se emocione un poco. O harto. Pero este compadre seguía más o menos de cerca la “carrera” de la peruana, y yo quedé medio plop, medio ew, medio tengo-miedo-a-las-enfermedades-venéreas, pero se me pasó.

Tiempo después, salí con otro chiquillo que tenía otra chana-fetiche: la Rancherita. Cuando me enteré, quedé negra. De inmediato pensé -y se lo dije-, “¿tú te das cuenta qué dice eso de mí, si estás saliendo conmigo y te gusta ella, ¿verdad?”. Me sentí ofendida, po. Obvio. Una se saca la cresta cultivando su cerebro también, como pa’ que el perla vaya y se fije en ALGO ASÍ.

 O sea, en un mundo donde tenis minas como Natalie Portman, que te cagai lo rica y lo inteligente, o como Emma Watson, ¿TE GUSTA LA RANCHERITA? - Sorry loco, no podemos seguir juntos.

En adelante, me di cuenta que era un comportamiento masculino normal. Peor aún, vi a un par enganchándose en relaciones serias con mujeres que no tienen glamour ni arreglándose una semana entera pa’ ir a un matrimonio, con una giftcard de $10 millones de pesos en el Distrito del Lujo del Parque Arauco. O sea, genéticamente chanas.

Y estoy hablando de hombres inteligentes. Profesionales. De esos que te viven dentro de la circunvalación Vespucio, que es donde está la gente decente, po’.

 Tengo algunas sospechas de qué cosas podrían ser:
- Las chanas despiden un olor especial, que proviene del sudor que se junta entre sus tetas enormes y el litro de patchulí que compraron en el PreUnic, lo que las hace irresistibles.
- Las chanas tienen una seguridad increíble en si mismas, que proviene de su nula capacidad de darse cuentas de que son chanas, porque la sangre se les concentra en otras áreas lejanas al cerebro.
- El brillo en las ropas de las chanas impide que los hombres vean y piensen con claridad.
- Dado que las chamas no pueden comer para cultivar sus cuerpos (única herramienta de supervivencia de la que disponen), los hombres cachan que se pueden comer la pizza entera, y… La pizza siempre es prioridad. - A los hombres les gustan las tetas y los culos grandes.

 No sé por cuál alternativa inclinarme.

También te podría interesar

1 comentarios

  1. MIÉRCOLES 21 DE ENERO DE 2015
    DOCTOR NO ASIGNADO SE APROVECHÓ DE CONDICIÓN DE PACIENTE
    UNIVERSITARIA DENUNCIA ABUSO SEXUAL EN CLÍNICA DE SAN MIGUEL

    Atenderse por una fastidiosa migraña terminaría marcando su dignidad de por vida. La joven estudiante de administración, Veralucía Rojas Veramatus (20), denunció haber sido víctima de un abuso sexual. Hecho cometido por Poul Rogger Portilla Condezo (26), presunto doctor d ela clínica “La Providencia”, en San Miguel.
    Abuso de su condición
    Refiere Rojas Veramatus, en denuncia registrada en la comisaría de Maranga, que la tarde del 16 de diciembre acudió a la referida clínica para atenderse de una migraña. “Me llevó al piso 9 argumentando que no contaba con guantes quirúrgicos para revisarme. A solas me subió la bata e introdujo sus dedos en mis partes íntimas por más de cinco minutos. También me sobo los senos. Dijo que mi migraña podría ser causada por un cuadro de infección por transmisión sexual”, refiere la joven.
    No era procedimiento profesional
    Fue cuando llegó el médico Oscar Alberto Lazarte Rodríguez que Rojas confirmó el abuso. “Le conté la manera en la que fui atendida y condenó el acto. No tenía que ver con un procedimiento ético. Aparte él no era encargado de dicho piso. Abusó de mí”, comentó indignada.
    La defensa legal de Rojas señaló de Portilla se encontraba citado para ayer martes a la Divincri de San Miguel. “No se acercó. Sabe que será denunciado por el delito de actos contra el pudor y tocamientos indebidos”, refirió el doctor Alberto Villanueva Osorio, abogado de la joven.
    No videos, no historia clínica
    La clínica habría negado la existencia de videos de seguridad dentro de sus instalaciones, asimismo recalcado no tener una historia clínica de Rojas Veramatus. No pudiéndose comprobar la existencia de la agresión sexual. Esta es una versión dada por familiares de la agraviada.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.

Escríbenos

foxyform